top of page
  • Foto del escritorJose Negron

Entre la oscuridad y la luz, retos de un detective privado en Puerto Rico.

Actualizado: 14 mar


 El mundo de los detectives privados, presentados en Hollywood, como figuras ocultas que utilizan binoculares para fotografiar, rastrear y registrar a sus objetivos durante horas, puede despertar dudas e incluso miedo en una persona.
Entre la oscuridad y la luz, retos de un detective privado

Entre la oscuridad y la luz la misión de un detective privado en Puerto Rico. Se denunció el robo de un Maserati en las Carolinas, se entregó un cheque por más de 50.000 dólares a una mujer por un examen médico falso, una persona desaparecida que la policía no pudo encontrar y un agente encubierto había infiltrado la empresa. Todas estas historias tienen un denominador común: en la investigación interviene un detective privado.

O mejor dicho, realice su propia investigación fuera de las autoridades. Y no es porque no quieran participar en operativos policiales... Pero de eso hablaremos más adelante: Entre la oscuridad y la luz, o los deberes de un detective privado en Puerto Rico. El mundo de los detectives privados, presentados en Hollywood, como figuras ocultas que utilizan binoculares para fotografiar, rastrear y registrar a sus objetivos durante horas, puede despertar dudas e incluso miedo en una persona. Utilice los servicios de uno de estos profesionales. En Puerto Rico la profesión está regulada por la Ley Núm. 108 de 1965 o "Ley Reglamentaria de la Profesión de Investigadores Privados y Guardias de Seguridad en Puerto Rico". Esto, a su vez, se rige por la Orden del Departamento de Policía No. 9262. Después de aprobar los exámenes requeridos por el uniforme, una persona puede convertirse en investigador autorizado en el país. Según el portavoz del Unificado, Axel Valencia, Puerto Rico cuenta actualmente con 1,549 licencias de detective activas y seis instituciones educativas autorizadas para ofrecer cursos. En la mayoría de los casos examinados por NotiCentro Digital, los sitios de detectives brindaron poca información sobre lo que ofrecían. Sin embargo, podemos descubrir la respuesta a esta pregunta si se la preguntamos a alguno de nuestros interlocutores. Uno de los tres investigadores privados de JN Investigations, que permaneció en el anonimato para proteger su identidad y su trabajo, explicó que en sus 22 años de experiencia profesional ha logrado trabajar y resolver innumerables casos sin revelar su presencia. Entre la oscuridad y la luz, los riesgos y desafíos de un detective privado en Puerto Rico. Vivir las 24 horas del día, los 7 días de la semana, pegado a tu teléfono, entre la oscuridad y la luz, ese es el trabajo de un investigador privado en Puerto Rico. Admite que una vida así es difícil y no para todos. El profesional asegura que la clave del éxito es mantenerse alejado de la prensa porque puede estar en todas partes sin que nadie lo note. “Tenemos la oportunidad de sentarnos con cualquier persona en cualquier lugar, tomar un café y hablar sobre investigaciones o realizar investigaciones”, explica. No es fácil observar de cerca a alguien, encontrar información sobre una persona o verificar ciertos detalles sobre algo, por lo que las cosas no siempre salen según lo planeado. Al darse cuenta de que “no somos invisibles, somos detectives”, esta persona explica que el mayor miedo o riesgo que siempre surge es en el trabajo. Y advierte que "un detective que dice que no encuentra nada no es detective". Entonces, para estar seguro y satisfacer las solicitudes de los clientes, es mejor que la tarjeta de investigación deje siempre alguna duda sobre lo sucedido.

“Mi práctica es que quiero que otros tengan la oportunidad de continuar la investigación. Por eso en este momento me retiro y no me permito confrontación, porque sería mejor que alguien tuviera dudas”, explicó.

Esto contrasta marcadamente con la operación dirigida por Emmanuel Meléndez Pérez y su esposa Dimaira Vargas García como directores de operaciones y logística y presidentes de Detectives 24 Horas Inc. adaptar. En su caso, se anuncian en redes sociales, dan entrevistas, participan en un programa de radio semanal y hasta cuentan con una oficina para recibir a potenciales clientes.

Con más de 25 años de experiencia en la profesión y dirigiendo un equipo de ocho a 12 detectives, Meléndez Pérez dijo que la cobertura de los medios los beneficia porque la gente comienza a preocuparse y eventualmente a confiar en ellos. “Con riesgo cero no hay riesgos". En términos de beneficios, gran parte se debe a que la gente conoce la empresa”, dijo. Por supuesto, quienes salen a las calles permanecen en el anonimato, pero Meléndez Pérez asegura que a pesar de los "riesgos de investigación" que puedan surgir, no se han encontrado con un solo incidente que permita su descubrimiento.(...? )

“Hay entre 20 y 40 casos cada mes y hasta ahora no he tenido ningún problema. […] Es extraño que pase algo así”, repitió. En tu caso, la estrategia para conseguir tu objetivo es dejar de trabajar durante unos días. Sin embargo, destacó que "esto rara vez sucede si el trabajo se hace bien".


 

https://www.jninvestigations.com

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page